Breve historia de las sirenas acústicas

Una sirena es un instrumento acústico que emite un sonido muy fuerte y molesto. Fue inventada por el físico francés Charles Cagniard de la Tour en 1819, que le dio este nombre en recuerdo de las sirenas de la mitología griega. Las sirenas modernas sirven para la defensa civil o ataque aéreo, sirenas de tornado o las sirenas de emergencia en los vehículos de servicio, tales como ambulancias, coches de policía y camiones de bomberos. También se han usado para marcar el final de los turnos en las instalaciones industriales. Las hay de tres tipos: mecánicas, electroneumáticas y electrónicas.

Sirena sonora antígua
 

Tipos de sirenas

Sirena Electrónica

La sirena electrónica se compone de una unidad de control que ha almacenado en el interior de la secuencia de tonos, y uno o dos altavoces conectados a esta unidad. El uso de sirenas electrónica está muy extendido, siendo especialmente adecuadas para su funcionamiento continuo, también tienen un bajo consumo eléctrico y no requieren mantenimiento.

La sirena electrónica de última generación utiliza altavoces muy potentes (neodimio) que permiten una mayor audibilidad y, por tanto, una mayor eficacia. Algunos incluso han llegado a 200 vatios de potencia cada uno, y se pueden integrar en el techo del vehículo o en el motor.

Sirena Electroneumática

La sirena electro-neumática tiene dos o más trompetas de membrana, alimentadas por un compresor equipado con un dispositivo rotativo que gestiona la secuencia de tonos. Este tipo de sirena requiere mantenimiento periódico, ya que el compresor requiere ser lubricado con aceite y se debe comprobar el nivel para evitar un sobrecalentamiento de la unidad. La instalación de estas sirenas se produce normalmente en el compartimento del motor y la posición de trompetas en la azotea es común para los vehículos pesados. Las versiones actuales están equipados con un compresor para servicio continuo, a diferencia de los modelos más antiguos que tienden a recalentarse después de varios minutos de funcionamiento ininterrumpido.

Sirena Mecánica

La sirena mecánica es un cuerpo único, que incluye dentro un motor conectado a un ventilador especial provisto de dientes en su circunferencia, que al soplar a través de unos ports o ventanas que posee distribuidos el cuerpo a su alrededor, genera un sonido largo y grave, o bien agudo (silbato) que se puede ajustar de forma automática a través de un relé intermitente; a veces también incluye un botón de control manual. La corona dentada del ventilador (que forma una sola pieza) es la responsable de la interrupción periódica de la corriente de aire que el ventilador sopla por los ports, generando así sonido.

 

Sistema de alarma

Un sistema de alarma es un elemento de seguridad pasiva. Esto significa que no evitan una situación anormal, pero sí son capaces de advertir de ella, cumpliendo así, una función disuasoria frente a posibles problemas. Por ejemplo:

La intrusión de personas. Inicio de fuego. El desbordamiento de un tanque. La presencia de agentes tóxicos. Cualquier situación que sea anormal para el usuario.

Son capaces además de reducir el tiempo de ejecución de las acciones a tomar en función del problema presentado, reduciendo así las pérdidas.

 

Funcionamiento

Una vez que la alarma comienza a funcionar, o se activa dependiendo del sistema instalado, esta puede tomar acciones en forma automática. Por ejemplo:

Si se detecta la intrusión de una persona a un área determinada, puede mandar un mensaje telefónico a uno o varios números. El uso de la telefonía para enviar mensajes, de señales o eventos se utilizó desde hace 60 años pero desde el año 2005 con la digitalización de las redes de telefonía, la comunicación deja de ser segura, actualmente la telefonía es solo un vínculo más y se deben enviar mensajes mediante GPRS a direcciones IP de servidores que ofician de receptores de las señales o eventos, también se utiliza la conectividad propia de las redes IP.

Si se detecta la presencia de humo, calor o ambos, mandar un mensaje al "servicio de monitoreo" o accionar la apertura de rociadores en el techo, para que apaguen el fuego. Si se detecta la presencia de agentes tóxicos en un área, cerrar las puertas para que no se expanda el problema.

Para esto, la alarma tiene que tener conexiones de entrada, para los distintos tipos de detectores, y conexiones de salida, para activar otros dispositivos que son los que se ocupan de hacer sonar la sirena, abrir los rociadores o cerrar las puertas.

Todos los sistemas de alarmas traen conexiones de entrada para los detectores y por lo menos una de salida para la sirena. Si no hay más conexiones de salida, la operación de comunicar a un servicio de monitoreo, abrir el rociador o cerrar las puertas deberá ser realizada en forma manual por un operador.

Uno de los usos más difundidos de un sistema de alarma es advertir el allanamiento en una vivienda o inmueble. Los equipos de alarma pueden estar conectados con una Central Receptora, también llamada Central de Monitoreo, con el propietario mismo (a través de teléfono o TCP/IP) o bien simplemente cumplir la función disuasoria, activando una sirena localmente (la potencia de la sirena estará regulada por las distintas leyes de seguridad del Estado o región correspondiente). En la actualidad existen servicios de "monitoreo por Internet" que no utilizan una "central receptora" ni una "central de monitoreo" sino redes compartidas en Internet donde se derivan directamente las señales o eventos a teléfonos inteligentes (smartphones), tabletas y portátiles conectados a Internet utilizando un navegador de código abierto (Mozilla Firefox), envían la información directamente a los usuarios o titulares de los servicios, al personal técnico para la reparación de falsas alarmas, a los operadores de monitoreo quienen verifican las señales que requieren de procesamiento humano y/o a la autoridad de aplicación (Policía, Bomberos, etc.) para el caso de hechos reales donde el estado debe intervenir.

Para la comunicación con una Central Receptora de Alarmas o un actual "servicio de monitoreo", se necesita de un medio de comunicación, como podrían serlo: la línea telefónica RTB o el canal GPRS de una línea GSM, un transmisor por radiofrecuencia o mediante transmisión TCP/IP que utiliza una conexión de banda ancha ADSL, enlaces TCP/IP inalámbricos y servicios de Internet por cable CableModem.